Un año redondo para los envases sustentables

La mayor conciencia ecológica de las personas y el gran salto que ha tenido el delivery de alimentos son los principales factores que explican sus buenos resultados.

El año 2020 impulsó una serie de tendencias. Una de ellas, tal como lo explica un reciente artículo de The Wall Street Journal: es el gran salto en EE.UU. de la demanda de las cajas de cartón corrugado, de la mano con el comercio electrónico. En la publicación se destaca que las empresas del rubro en ese país produjeron el año pasado casi 36.630 millones de metros cuadrados, con un efecto negativo; el alza de precio de los fabricantes.

Igual de importantes que las cajas son los envases sustentables usados para el delivery de alimentos, otra actividad que ha mostrado un gran desarrollo y se ha convertido muchas veces en la principal fuente de ingreso de restaurantes y cafeterías. ¿Gasto o inversión? Los actores ligados a este rubro coinciden en decir que sin duda se trata de lo segundo.

Es el caso de Bullpack, donde su gerente comercial, Felipe Silva, comenta que este tipo de envases representan alrededor del 10% de los costos de operación de un negocio. ‘Si bien es más alto que el de los productos sintéticos, la demanda ha crecido tan aceleradamente que las fábricas que los elaboran se han hecho más eficientes y eso ha significado una disminución en sus precios de ventas. La tendencia va a seguir así hasta que prácticamente se transformen en commodities. Usarlos para el delivery, por ejemplo, es una tendencia más que un beneficio. Las nuevas generaciones los exigen y saben de las implicancias de lo dañino de los productos derivados del petróleo’.

Concuerda con este argumento Alberto Contardo-Sfeir, socio fundador de Empaque Sustentable (https://bit.ly/3giU043), al decir que los envases y embalajes representan entre el 3% y 10% del precio de venta de un producto. ‘Los emprendedores y empresarios hábiles ven valor donde otros ven costos y saben que utilizarlos trae beneficios cuantiosos y económicamente potentes. Las encuestas en Chile muestran que el ciudadano le da una importancia enorme al cambio climático y su efecto sobre la naturaleza. Hoy optamos por empresas que comparten nuestros valores y aportan con acciones reales a la construcción de un país mejor. Estamos dispuestos a preferir marcas por sobre otras por esa razón’.

Emilio Saray, fundador de DPS Chile, agrega otros argumento explicando que en los últimos años ha aumentado mucho la conciencia de dueños y encargados de negocios del canal Horeca y tradicional sobre la sustentabilidad en materia de envases. ‘Sin duda, ha sido una de las líneas de mayor interés durante el último tiempo y lo más notable es que pasa a nivel nacional y ya no exclusivamente en las grandes ciudades y comunas. Nosotros hemos podido realizar este abastecimiento a los clientes gracias a los once centros de distribución que manejamos a lo largo de Chile’. A la vez, hace notar que la legislación de nuestro país avanza a buen ritmo para limitar la utilización del plástico de un solo uso. ‘Somos uno de los países más avanzados en dicho tema, lo que también es uno de los elementos que motiva y ha impulsado a nuestros clientes hacia esa trasformación’.

-¿El gran desarrollo de los despachos a domicilio desde marzo de 2020 le ha dado un fuerte impulso a los envases sustentables?

-Efectivamente esta línea ha tenido un impulso importante desde esa fecha, pero no podemos desconocer que la línea tradicional y menos ecológica no ha bajado su consumo en Chile y tampoco en Latinoamérica. Estimo que en la medida que la pandemia vaya disminuyendo sus efectos, toda la línea de envases ‘eco friendly’ retomará el fuerte curso que traía hasta antes de marzo del 2020.

En Empaque Sustentable también hablan del alto impacto del delivery. ‘El crecimiento que deberíamos haber alcanzado al 2025 se aceleró y llegó antes. Así como muchas empresas se sumaron al ecommerce y delivery, muchos consumidores también lo hicieron por primera vez y otros aumentaron su frecuencia de consumo. Lo anterior se ve reflejado en el alcance de nuestro servicio, llegando a cada región de Chile y a más de 300 pymes y grandes compañías. La otra cara de la moneda es que aun la gran mayoría del consumo y comercio es tradicional y está muy deprimido. Muchas empresas y emprendedores han bajado la cortina o tirado la toalla’, afirma Contardo- Sfeir.

-¿Se trata también de una categoría que se ha ido especializando cada vez más?

-Sí. El desarrollo ha sido notorio en tres ejes: el diseño sustentable, la penetración del delivery y las experiencias de consumo. Los despachos a domicilio, por ejemplo, han gatillado una mejora en la funcionalidad de los empaques. En la actualidad la operación y logística de las cocinas es más sofisticada y precisa, y es necesario que los empaques cumplan con esos estándares de salubridad, higiene y precisión operacional’.

Sobre este punto, Felipe Silva, de Bullpack, comenta que ‘cada vez más se desarrollan nuevas tecnologías para poder conservar mejor los alimentos, por ejemplo sellar los envases con láminas de PLA, o las bombillas de papel para cajas individuales de jugos o leches. Hasta hace un año eran rectas y eso provocaba que el usuario no podía consumir todo su contenido’.

Los infaltables

En Bullpack explican que cuentan con productos elaborados con hoja de palma, bambú y caña de azúcar, entre otros. Su catálogo incluye cubiertos de madera, envases 100% de papel y bombillas de papel. ‘Nuestro modelo de negocios es importar directo para grandes consumidores, distribuidores, cadenas de comida rápida y cadenas de retail. Tenemos oficinas en Asia y traemos desde India, Tailandia, China, Malasia, Corea, Indonesia, etc. De todas maneras, al final buscamos y desarrollamos lo que el cliente necesite, según sus especificaciones, logos, tamaños y materialidad’.

-De todo su catálogo, ¿cuáles dirán que son los indispensables para cualquier negocio o emprendedor gastronómico?

-Dada la contingencia, en este momento prima todo lo que es sellado y para uso individual. Me refiero, por ejemplo, a sets de cubiertos de maderas, bombillas de papel envueltas en papel, envases de papel o bagazo.

En el caso de DPS Chile (https://dpschile.cl), Emilio Saray detalla que tienen más de 16 categorías de productos. ‘Las materialidades son múltiples y cabe destacar algunas con mucho movimiento actualmente como cartón, papel, cartulina, bagazo de caña, madera, aluminio, pulpas, plásticos a base de almidón de maíz, además de Cpet, RPet y Pet. Obviamente, el envase a utilizar por un restaurante o una cafetería dependerá del producto que contenga. Para alimentos secos yo recomiendo envases de cartulina Kraft con ventanas, y para alimentos que incluyan líquidos envases de aluminios o de Rpet con sellos anti derrame’.

Emilio Saray se detiene en una de las más recientes novedades de la compañía, la línea Safe T Fresh, ‘que parte de la base que sus envases de RPet cumplen con normativas y requisitos de los productos de vanguardia. Esa nueva línea tiene aspectos muy destacables como un sello de seguridad, lo que hace que sea imposible que exista manipulación en el viaje entre la cocina y el consumidor final. A la vez, se trata de envases de una sola pieza y 100% anti derrame, lo que permite que la duración del producto sea por un periodo de tiempo mayor a un envase no 100 % sellado’.

En Empaque Sustentable, en tanto, trabajan siete categorías de productos, que son 100% libre de plástico, con certificado biodegradable, reciclable o compostable, certificadas para contacto con alimentos y elaboradas con materias primas renovables como caña de azúcar, maíz y celulosa. ‘Aquí tenemos por ejemplo bolsas para delivery, cajas para sándwiches y hamburguesas, cajas para sushi, bowls para alimentos, cajas y vasos para cafetería, envases para sopa y helados, junto con complementos como guantes, pocillos salseros y bombillas’.

Alberto Contardo-Sfeir dice que ‘los indispensables para cualquier negocio gastronómico son las bolsas de papel certificado FSC -que pueden ser reutilizadas-, los envases o cajas para el alimento principal y los vasos compostables para líquidos fríos o calientes. Cabe mencionar que la venta es solo la primera mitad de nuestro trabajo. Luego viene apoyar a las empresas y negocios en su transformación a través de la comunicación correcta de sus empaques hacia los consumidores, ayudarlos en el manejo correcto de los residuos para no emitir basura y desarrollar planes de educación organizacional para transformar la visión de todas las personas dentro de su compañía’.

Noticia original en: https://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2021-04-19&PaginaId=6&SupplementId=3&BodyId=0 y segunda parte en https://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2021-04-19&PaginaId=8&SupplementId=3&bodyid=0

Compartir esta noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email